Murcia

Portal de Calasparra
www.portaldecalasparra.es
Portal de Calasparra
www.portaldecalasparra.es

Calasparra - EspañolCalasparra - Ingles
detalle de Calasparra

 

La Guardia Civil investiga al conductor de una furgoneta que superaba nueve veces la tasa de alcoholemia permitida (10/03/2020)

La Guardia Civil investiga al conductor de una furgoneta que superaba nueve veces la tasa de alcoholemia permitida

Arrojó un resultado de 1,35 miligramos de alcohol por litro de aire espirado en las dos pruebas, siendo la máxima de 0,15 mg/l.

Se le atribuye la presunta autoría de dos delitos contra la seguridad vial, por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas y, a su vez, por conducir sin haber obtenido nunca permiso de conducir

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha interceptado en Calasparra al conductor de un de un vehículo mixto adaptable que había cometido una infracción al Reglamento General de Circulación, que finalmente ha sido investigado por superar nueve veces la tasa máxima de alcoholemia y por conducir careciendo de permiso de conducir.

Los hechos tuvieron lugar en la carretera RM-510, que une Calasparra con la carretera RM-715, término municipal de Calasparra, cuando una patrulla del Destacamento de Tráfico de Caravaca observó, mientras prestaba servicio de vigilancia de la seguridad vial, que el pasajero del asiento delantero derecho de un vehículo mixto adaptable no utilizaba el cinturón de seguridad.

Los guardias civiles detuvieron el vehículo en un lugar seguro y apreciaron que su conductor aparentaba un comportamiento claramente revelador de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas e incompatibles con la conducción de vehículos.

Los guardias civiles solicitaron al conductor del vehículo varón, español, de 46 años y vecino de Yecla la preceptiva documentación y comprobaron que el mismo carecía de toda clase de autorización administrativa que le habilitara para poder conducir el vehículo en el cual se desplazaba.

A continuación fue sometido a las preceptivas pruebas de alcoholemia, en las que arrojó un resultado positivo de 1,35 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, en sendas pruebas reglamentarias que se le practicaron, sobrepasando nueve veces la tasa máxima permitida que en este caso, por carecer de permiso de conducción y equipararse a un conductor novel, es de 0,15 mg/litro.

El conductor, que se desplazaba desde Calasparra hasta un paraje cercano, fue investigado como presunto autor de dos delitos contra la seguridad vial, por conducir un vehículo a motor o ciclomotor sin haber obtenido nunca permiso o licencia de conducción y por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, al superar con creces las tasas establecidas. El investigado fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Caravaca de la Cruz para la celebración del correspondiente juicio rápido.

Dada la elevada tasa de alcoholemia que arrojaba el investigados, del vehículo se hizo cargo un familiar que debidamente habilitado, tras someterse a su vez a la pruebas establecidas, y verificar que reunía las condiciones reglamentarias adecuadas para hacerlo, pudo continuar el desplazamiento proyectado.

Asimismo, los guardias civiles también formularon una denuncia, ante la Jefatura Provincial de Tráfico, por no haber sometido el vehículo a la inspección técnica periódica (ITV).

El delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, con tasas superiores a 0,60 miligramos/litro, se encuentra recogido en el artículo 379 del Código Penal y puede ser castigado alternativamente con penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y en cualquier caso con privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 4 años.

A su vez, el delito de conducir un vehículo a motor o ciclomotor sin haber obtenido nunca permiso o licencia de conducción se encuentra recogido en el artículo 384 del Código Penal y puede ser castigado alternativamente con penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 12 a 24 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

La Guardia Civil sigue reiterando su mensaje a aquellos conductores que de forma imprudente y temeraria, a pesar de las campañas y advertencias de la Dirección General de Tráfico (DGT), conducen después de haber bebido o tomado drogas, recordando que, sin perjuicio de la sistemática realización de controles preventivos ordinarios o especiales, que se incrementarán de cara a la Semana Santa y Fiestas de Primavera, se practicarán las preceptivas pruebas de alcoholemia y drogas a todos los conductores que sean denunciados por la comisión de infracciones, implicación en accidentes o aquellos otros en que se detecte su consumo en el curso de otras actividades de vigilancia e inspección que se lleven a cabo.

Estas actuaciones tienen la finalidad de concienciar a los ciudadanos de la incompatibilidad de estas sustancias con la conducción, dada la merma de reflejos y capacidades que para el control de los vehículos suponen, y garantizar así la seguridad vial en nuestras carreteras, evitando, de esta forma, la producción de accidentes de circulación y las graves consecuencias, que como en este caso pudieran haber acarreado, apelando al empleo de medios de transporte colectivos o fórmulas alternativas para estos desplazamientos que no sean ponerse al volante en estas condiciones, sobre todo por parte de los conductores más jóvenes.

Colaboración ciudadana

Por otra parte, la Guardia Civil de la Región de Murcia, quiere llamar la atención de los ciudadanos para que, sin dudarlo, como en este caso, avisen al teléfono 062 o 112, cuando se encuentran con situaciones o maniobras irregulares que den lugar a pensar que los conductores lo hacen bajo la influencia de drogas o alcohol, con la finalidad de poder adoptar las medidas policiales oportunas para que estos vehículos sean interceptados y comprobado si sus conductores se encuentran en las condiciones adecuadas para circular con garantías de seguridad.

Más de 3.000 conductores controlados durante el fin de semana

Durante el pasado fin de semana y en los diferentes dispositivos de verificación de alcoholemia y drogas desplegados, los guardias civiles de la Agrupación de Tráfico de la Región de Murcia han controlado a un total de 3.180 conductores, de los cuales 56 arrojaron resultado positivo en alcohol (1,76%). Entre éstos se ha detenido/investigado a once conductores por hacerlo bajo la influencia de alcohol, que han sido puestos a disposición judicial, y el resto han sido denunciados por infracción administrativa (alcoholemia) ante la Jefatura Provincial de Trafico de Murcia. Así mismo se ha detectado a cinco conductores que circulaban habiendo consumido drogas u otras sustancias estupefacientes prohibidas.

Fuente: Ministerio del Interior
UNE-EN ISO 9001:2000 - ER-0131/2006 © 2006-2020 Alamo Networks S.L. - Calle Alamo 8, 30850 Totana (Murcia) Política de privacidad - Aviso legal
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información